EL ARTISTA Título Original: The Artist
Año: 2011
País: Francia
Duración: 98 min / Clase A
Estreno en Venezuela: 09/03/2012
EL ARTISTA
DIRECTOR
Michel Hazanavicius
SINOPSIS
Hollywood, 1927. George Valentin es un célebre actor del cine mudo al que todo le sonríe, pero la llegada del cine sonoro marca el final de su carrera y le lleva a caer en el olvido, mientras la joven extra Peppy Miller empieza a ser propulsada hacia el firmamento de las estrellas.
Ganadora de 5 Oscar: Mejor Película, Dirección, Actor (Jean Dujardin), Banda sonora y Vestuario.
REFERENCIA

Desde muy pequeño, Michel Hazanavicius (París, 1967) fue un gran aficionado al cine, ya fueran películas poco conocidas en versión original o las más populares. Debutó como director en 1999 con la película Mes Amis una comedia en la que actuó su hermano Serge. El éxito lo alcanzaría en su país natal con sus siguientes realizaciones OSS 117: Le Caire: Nid d’espions (2006) y su secuela OSS 117: Rio ne répond plus (2009). Ambas narran en tono de comedia las desventuras del espía francés "Hubert Bonisseur". Pero es con The Artist (2011) que le ha llegado el reconocimiento mundial, una cinta muda y en blanco y negro, protagonizada por su esposa Bérénice Bejo (nacida en Buenos Aires) y Jean Dujardin, estrella de sus dos anteriores películas sobre OSS 117.

The Artist se estrenó en el Festival de Cannes donde su protagonista masculino ganó el premio de interpretación; también obtuvo 3 Globos de Oro a la Mejor Película Comedia y/o Musical, al Mejor Actor y a la Mejor Banda Sonora. Asimismo de 10 nominaciones al Oscar ganó 5: Mejor Película, Dirección, Actor, Banda sonora y Vestuario.

Notas del director
Hace siete u ocho años, estuve dándole vueltas a la idea de hacer una película muda, probablemente porque los grandes directores míticos que más admiro proceden del cine mudo: Hitchcock, Lang, Ford, Lubitsch, Murnau, Billy Wilder (como guionista)... Pero sobre todo porque como director tienes que afrontar la responsabilidad de contar la historia de una forma muy especial, sobre todo el director, porque en este género todo está en la imagen, en la organización de los signos que estás enviando al público. Y es un cine emocional, sensorial; al no tener que ir a través de los textos te devuelve a una forma básica de contar una historia que sólo funciona sobre los sentimientos que has creado. Es una forma fascinante de trabajar.

Ha sido fundamental la aportación de Thomas Langmann, que no es un productor como los demás, porque no sólo se tomó muy en serio todo lo que yo le dije sino que vi en sus ojos que creía en ello. Esta película ha sido posible gracias a él.

La escribí muy rápido, en cuatro meses. Desde el principio tuve claro que quería volver a trabajar con Jean (Dujardin) y Bérénice (Béjo) en la historia de un actor del cine mudo que no quiere oír nada del cine sonoro. Me centré en este personaje, pero tanto pronto como se me ocurrió la idea de la joven extra y de sus destinos entrelazados, todo estuvo en su lugar y cobró sentido, incluso en los temas: orgullo, fama, vanidad... Y una anticuada visión del amor, muy puro, que también concuerda con la forma. En efecto, las películas mudas que, en mi opinión, han envejecido mejor, las que mejor soportan mejor el paso del tiempo, y no quiero compararme en absoluto con ellas, son los melodramas. Es un género ideal para el formato: historias de amor muy sencillas, historias que son grandes películas, incluso obras maestras. Pero había que ver si el público actual querría ver esas películas... En todo caso, esos títulos me dieron ganas de ir en esa dirección, pero siendo más ligero, más optimista, más alegre a pesar de todo.

De todas formas, lo más complicado fue convencerme de que este proyecto valía la pena, porque va contra las tendencias actuales, es casi anacrónico: ¡estábamos en medio de la locura por
Avatar, en plena moda del 3D!

Mientras trabajaba en el guión, pensaba en muchas películas mudas, en las de Murnau, especialmente en
Amanecer (1928), City Girl (1930)... en las películas de Frank Borzage, aunque Murnau es más intemporal, incluso moderno. William Fox, el fundador de la Fox, animó a Borzage y a John Ford para que vieran la obra de Murnau. Fox lo había llevado a Estados Unidos porque pensaba que era el mejor director del mundo. Después de ver esas películas, Ford hizo Four Sons (1928), una película magnífica que se parece mucho a las de Murnau, como si se estableciera un emocionante diálogo entre los dos directores.

Al principio vi todas las películas que pude: alemanas, rusas, americanas, británicas, francesas, pero al final fueron las películas mudas americanas las que más me inspiraron porque se adecuaban más a los personajes, a la historia...
The Crowd (1928), de King Vidor, es un ejemplo conmovedor. También las películas de Chaplin, aunque su trabajo es muy especial, único. También me influyeron las películas de Eric Von Stroheim... Una de mis favoritas es The Uknown (1927), de Tod Browning. Y algunas increíbles de Fritz Lang, que me influyeron enormemente, aunque no tengan nada en común con mi película.

Además, leí montones de libros: biografías de actores y directores, entre otros. La investigación es muy importante, pero no para ser más realistas sino como trampolín para el imaginario, como los cimientos de una casa, para alimentar la historia, el contexto, los personajes... En
The Artisthay ecos de Douglas Fairbanks, Gloria Swanson, Joan Crawford y los más lejanos de la historia de Greta Garbo y John Gilbert.

Para los que amamos el cine, buscar las localizaciones en este caso fue una experiencia fantástica. Visitamos todos los estudios, en los que Chaplin rodó
La quimera del oro, Luces de la ciudad, etc., los de Mack Sennett, Douglas Fairbanks... ¡fue increíble! La casa de Peppy en la película es la de Mary Pickford... estuvimos en lugares míticos.

Aunque dejo cierto margen para tomarme alguna libertad, la dirección es sólo una continuación del guión y todo lo tenía previamente recogido en un “storyboard”, porque necesitaba saber que todo se narraba bien, que se entendía bien. Me gusta componer los fotogramas, definir cada plano, me gusta que cada plano tenga sentido, jugar con los contrastes, las sombras, situarlos en los fotogramas, encontrar una escritura visual, códigos... todo eso me encanta.

Rodamos
The Artist en 35 días, terminamos agotados, pero estábamos allí, en Hollywood, unos cuantos franceses entre todos aquellos americanos, pero formábamos un equipo, e hicimos la película que queríamos. Todo fue muy emocionante.

Michel Hazanavicius
FUNCIONES:
GALERíA DE FOTOS: EL ARTISTA
FICHA TÉCNICA:
Guion: Michel Hazanavicius
Producción: Thomas Langmann y Emmanuel Montamat
Fotografía: en blanco y negro: Guillaume Schiffman
Montaje: Anne-Sophie Bion y Michel Hazanavicius.
Música: Ludovic Bource
Director de Arte: Laurence Bennett
Intérpretes: Jean Dujardin (George Valentin), Bérénice Bejo (Peppy Miller), John Goodman (Al Zimmer), James Cromwell (Clifton), Penelope Ann Miller (Doris), Missi Pyle (Constance), Malcolm McDowell, Ed Lauter
Distribución: Cinematográfica Blancica
No hay funciones disponibles en otra fecha