Noticias
HTTPS://WWW.TOMATAZOS.COM/ / Eduardo López / Viernes 22 de Mayo
Del Toro, Iñárritu y Cuarón convencen a Morena de no desaparecer Fidecine
Del Toro, Iñárritu y Cuarón convencen a Morena de no desaparecer Fidecine

En una reunión virtual, la comunidad cinematográfica logró que la iniciativa del partido Morena para extinguir el Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (Fidecine) fuera detenida.

 

 

Ayer los miembros de la industria cinematográfica en México pegaron el grito en el cielo cuando se dio a conocer que Morena, el partido que gobierna la mayoría del país, estaba impulsando una iniciativa para extinguir el Fideicomiso Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (Fidecine), pero tras una reunión de los diputados de Morena con integrantes de la comunidad cinematográfica, se logró echar para atrás la iniciativa.

 

En la mencionada reunión además de tener presentes a los directores mexicanos Guillermo del Toro (El laberinto del fauno, Titanes del Pacífico, La forma del agua), Alfonso Cuarón (Y tu mamá también, Gravedad, Roma) y Alejandro González Iñárritu (Amores Perros, Birdman o La Inesperada Virtud de la Ignorancia, Revenant: El Renacido), estuvieron María Novaro, titular del Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE), miembros de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC), de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (CANACINE) y del Movimiento Colectivo por el Arte y la Cultura de México (MOCCAM); ellos hablaron con el presidente de la Comisión de Cultura y Cinematografía de la Cámara de Diputados, Sergio Mayer, y con el coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado.

 

A través de Twitter Mayer anunció que luego de la reunión de casi dos horas se decidió que no continuarían con la iniciativa:

 

“Mi reconocimiento al diputado Mario Delgado por aceptar que permanezca el FIDECINE y sumarse al reto de fortalecer la cinematografía en México. Muchas gracias a la comunidad artística y cultural por todo su respaldo. Seguiremos trabajando”.

 

Del Toro, Iñarritu y Cuarón se han encargado de poner en alto el nombre de México en los últimos años. En eventos tan importantes del cine como el Festival de Cine de Venecia, los Globos de Oro y los Premios de la Academia, los directores han sido galardonados por sus obras fílmicas, cada uno con diferentes estilos e intereses estéticos. De acuerdo con El Universal, González Iñárritu expresó a los representantes de Morena durante la reunión:

 

Creo que aquí tienen a sus mejores socios, a nivel intelectual, a nivel comercial, en todos los sentidos; creo que si van a tener socios que van a poder darles cuentas positivas somos nosotros en todos los aspectos. Amamos México, amamos todo lo que representamos y entendemos perfectamente que el cine es un arte pero también es una industria.”

 

Cuarón destacó el impacto que ha tenido el cine mexicano en el turismo y el consumo de productos, y María Novaro señaló que en 2019 gran parte de las más de 200 películas nacionales fueron realizadas gracias a Fidecine. Desde 2002 hasta la fecha, el 20 por ciento de las cintas han sido producidas con apoyo de dicho fondo.

 

Aunque muchos mexicanos relacionan el cine nacional con comedias románticas y comedias ligeras de calidad cuestionable pero exitosas en la taquilla, varias producciones menos conocidas que fueron apoyadas por Fidecine impulsan la carrera de muchos trabajadores de la industria y dan la oportunidad a artistas talentosos de dar sus primeros pasos o de desarrollar proyectos que no son tan comerciales.

 

Mario Delgado también anunció la noticia a través de su Twitter con las siguientes palabras:

 

“En diálogo extraordinario con la comunidad cinematográfica, llegamos a los siguientes acuerdos: 1. El #FIDECINE NO desaparecerá 2. Hacer equipo para plantear estrategias que hagan crecer a la industria 3. Apoyo a los acuerdos del IMCINE. ¡Gracias Sergio Mayer y Alejandra Frausto!”

 

Esta es una victoria para la comunidad cinematográfica mexicana y no podemos más que agradecer a los que ayer valientemente dieron la cara en nombre de la industria y convencieron al partido de no seguir con su perjudicial iniciativa.