Noticias
WWW.NOTICINE.COM / www.noticine.com / Miércoles 01 de Julio
Amenazan con demanda a Netflix y acusan a actores de ‘Red avispa’ de ‘vendidos al régimen de Cuba’
Amenazan con demanda a Netflix y acusan a actores de ‘Red avispa’ de ‘vendidos al régimen de Cuba’

Dos representantes del exilio cubano, representados en la película del francés Olivier Assayas, han comenzado los trámites para demandar tanto a la plataforma de stremaing como a su director y actores. 

 

Aunque fue en septiembre del año pasado cuando la película vio la luz en los festivales de Venecia, Toronto y San Sebastián, ha sido ahora, casi diez meses después, cuando al llegar a Netflix, Red avispa / The Wasp Network, del francés Olivier Assayas, podría ser objeto de demandas judiciales. José Basulto, el casi octogenario opositor al régimen cubano y excolaborador de la Contra nicaragüense -interpretado por el argentino Leo Sbaraglia en el film- amenazó a través del Diario de Las Américas, junto a su compañero de lucha Ramón Saúl Sánchez, presidente del llamado Movimiento Democracia, y exconvicto por su relación con un grupo armado anticastrista, quieren llevar a los tribunales no sólo a la plataforma y Assayas, sino incluso a los actores protagonistas, entre ellos Edgar Ramírez, Penélope Cruz y Gael García Bernal.

 

Para Sánchez, quien en su juventud estuvo vinculado a organizaciones violentas como Alpha 66 y Omega 7 (pasó cuatro años y medio en una cárcel de EEUU por no testificar en relación con este movimiento paramilitar violento), los actores de diversas nacionalidades que protagonizan la cinta son "unos mercenarios de las artes" que "se han vendido para tratar de darle una mejor imagen al régimen de Cuba", lo que justificaría su procesamiento.

 

Por su parte, Basulto, piloto fundador de Hermanos al Rescate, al que en la película se vincula con el tráfico de drogas desde América Central y acciones violentas del exilio cubano contra intereses turísticos en la isla negó cualquier relación con el narco o el terrorismo y contó al Diario de las Américas que está en contacto con "algunos abogados" para presentar las demandas que sean pertinentes.

 

En su opinión, la película tiene como objetivo crear "una imagen de Hermanos al Rescate", bajo la óptica del "régimen cubano", al que señaló de ser "el verdadero productor de esta película", en realidad financiada por empresas de Francia, Brasil y España.

 

En la ficción de Red avispa, escrita por Olivier Assayas a partir del libro del brasileño Fernando Morais "Los últimos soldados de la guerra fría", Basulto -quien fue entrenado por la CIA y colaboró con la Contra nicaragüense- se deja engañar por el agente de inteligencia cubana y también piloto René González (Edgar Ramírez) y le integra en su organización Hermanos al Rescate, que -según se ve en el film- tanto avisa a los guardacostas estadounidenses de la llegada de balsas de inmigrantes cubanos como transporta droga desde Centroamérica a la Florida o arroja propaganda anticastrista sobre La Habana.

 

Pese a las afirmaciones de los veteranos activistas radicados en Miami contra la película, lo cierto es que Assayas se cuida mucho de hacer apología del régimen, al que califica en letreros al inicio del metraje como "comunista". En declaraciones el cineasta francés reconoció que el rodaje en Cuba no fue un camino de rosas: "Pasamos por un proceso burocrático, al final del cual obtuvimos la autorización para rodar allí. Pienso que en el seno del poder cubano hay corrientes diversas, incluso antagonistas, de manera que a veces nos apoyaban más y a veces menos. En cualquier caso, el rodaje siempre fue difícil".

 

Y añadía: "Pienso que cuando se hace una película que tiene que ver con la política, no se debe ser partidario de una única corriente. Todos tenemos opiniones, yo también tengo la mía, que es favorable a la Democracia y creo que Cuba no es un estado democrático, es un país en el que los opositores son maltratados, donde la información no es libre, etcétera... Pero, por otro lado, estoy en contra de la política de Estados Unidos, del embargo contra Cuba. Mi única ambición era hacer que los hechos mostrados fueran ciertos, y luego que cada uno los interprete como le convenga, y los juzgue según su opinión".

 

Por su parte, el venezolano Edgar Ramírez, principal personaje en un film coral, dijo también que "el rodaje en Cuba resultó complejo. Es un país lleno de muchísimas contradicciones, fue en algunos momentos muy fluido y en otros complicado, pero la experiencia de trabajar con el equipo cubano fue muy bonita, hay grandes profesionales y la gente es muy amable. Es un lugar muy duro y lleno de mucha desigualdad, es un país que por tantos años ha sacrificado tantas vidas y ha habido tanto dolor para intentar cumplir un sueño de supuesta igualdad y que sea, en mi experiencia, uno de los países más desiguales en los que yo he estado".