Noticias
WWW.INFOBAE.COM / Nota de Redacción / Martes 17 de Noviembre
Reacciones ante la elección de la película representante de México a los Oscar
Reacciones ante la elección de la película  representante de México a los Oscar
  • Entre burlas, memes y entusiasmo se movieron las reacciones que dejó la elección de “Ya no estoy aquí”
  • El nombre de Michel Franco, director de “Nuevo Orden”, circuló en las redes sociales luego de que su cinta no fuera seleccionada

 

 

La Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) decidió que será la película Ya no estoy aquí, dirigida por Fernando Frías de la Parra, la que representará a México en el camino para lograr una posible nominación a los premios Oscar en categoría de cinta extranjera.

 

Esta película competía con Mano de obra, Te llevo conmigo, Esto no es Berlín, El ombligo de Guie’dani y Nuevo orden para ganarse la oportunidad de representar a México en el proceso de selección de la Academia de Hollywood.

 

La decisión de la academia mexicana generó una ola de celebraciones, críticas, memes y burlas entre usuarios de redes sociales; que, en general, celebraron que Ya no estoy aquí fuera seleccionada en detrimento de la muy controvertida cinta cinematográfica Nuevo Orden.

 

El nombre de Michel Franco, director de Nuevo Orden, surgió entre los comentarios en redes sociales, pues como se recordará, el cineasta enfrentó una polémica hace semanas al decir que “withexican” es “profundamente racista”.

 

La cuenta de Twitter con el nombre de La Pequeña Foca comentó “Michel Franco viendo cómo una película que SÍ representa las problemáticas socioculturales del país y que además mete temas complejos como el despojamiento del ser, el ego y la otredad mientras usa una fotografía 10/10 y una producción ching*na, le gana a su película”

 

El usuario Se(Bastián) comentó “Sherk 3 presenta mejor la disparidad, marginalidad e invisibilidad de las clases sociales que Nuevo Orden de Michel Franco”.

 

“En algún lugar de Polanco se escucha a Michel Franco llorando ‘es porque soy blanco’”, se leía en otra de las reacciones. Otro usuario Miguel Portal, ironizó: “Michel Franco es muy débil, le faltan cumbias rebajadas”.

 

Otros usuarios de redes sociales defendieron la película de Michel Franco. Benjamin Zimmermann afirmó: “Nuevo Orden es una película que tiene un León de Plata, donde solo directores como Bergman, Buñuel o Kiarostami tienen, en cambio la telenovela de Ya no estoy aquí solo tiene Arieles, que valen lo mismo que un premio TVyNovelas”.

 

Nuevo Orden es la nueva película del director mexicano Michel Franco. Fue galardonada con el Leoncino de Oro en el Festival de Cine de Venecia; no obstante, ha sido duramente criticada por gran parte del público que ha afirmado que es un retrato superficial, racista y clasista de la sociedad mexicana contemporánea.

 

Nuevo Orden no es la primera película de Michel Franco, el cineasta mexicano también ha dirigido Después de Lucia y Las hijas de abril.

 

Ya no estoy aquí fue la gran ganadora de los premios Ariel; recibió 13 nominaciones y 10 galardones. La película tiene como protagonista a Ulises Samperio, un adolescente de 17 años, que vive en una colonia popular de Monterrey y es fanático de las cumbias rebajadas y el baile.

 

Aunque fue muy bien recibida por los críticos de cine, la película de Fernando Farías no estuvo exenta de críticas. Múltiples personas, sobre todo originarios de Monterrey, se indignaron por el duro retrato que se hace sobre el conflicto de clases en su ciudad.

 

Tanto Ya no estoy aquí como Nuevo orden son obras del séptimo arte que buscan visibilizar y representar los conflictos entre las clases sociales en el contexto actual de México. La gran diferencia entre estas es que la película dirigida por Fernando Farías, lo hace desde la perspectiva de un joven de clase baja que es forzado a migrar a los Estados Unidos. Michel Franco, en cambio, busca concientizar sobre los graves peligros que conllevaría el levantamiento de un movimiento revolucionario de las clases populares.

 

Es decir, mientras que Ya no estoy aquí visibiliza los problemas de las personas con condiciones de vida más precarias, la de Michel Franco, pretende concientizar sobre las peligrosas consecuencias de una revolución de las clases bajas.